Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

Transformadores Eléctricos

Los transformadores eléctricos son dispositivos que permiten convertir la energía eléctrica alterna en un determinado nivel de tensión. Esto depende de la necesidad y la capacidad en concreto del transformador. Con esto podemos aumentar o disminuir la tensión de un circuito eléctrico de corriente alterna. 

Utilizan el principio de la inducción electromagnética para variar la tensión de energía alterna de entrada a otro nivel de tensión deseado. Los transformadores eléctricos permiten así varias el voltaje o la intensidad de una corriente a demanda de las necesidades concretas pero manteniendo la frecuencia y la potencia de la misma. 

Elementos de un transformador 

Un transformador se compone de dos bobinas de material conductor que rodean al núcleo. El núcleo está compuesto de un material ferromagnético de hierro o de acero eléctrico, estos materiales optimizan el flujo magnético. A las bobinas también se las conoce con el nombre de devanadores. 

Ambas bobinas están aisladas entre sí y reciben distinto nombre, una se denomina primario (entrada de la energía) y la otra el secundario (salida de la energía eléctrica). En entornos industriales también se pueden utilizar transformador con una tercera bobina que se denomina terciario. 

El otro elemento del transformador es el núcleo. Este se compone de unas chapas de acero aisladas entre sí. Se encarga de conducir el flujo magnético desde la primera bobina a la segunda. 

Cómo funciona el transformador eléctrico 

El funcionamiento de los transformadores eléctricos es sencillo. Se basa en la Ley de Lenz. 

El sistema de bobinas convierte la electricidad en energía magnética y a su vez lo transforma nuevamente en energía eléctrica pero de la intensidad que se desee. La primera transformación se realiza en el primario (bobina de entrada) y la segunda transformación, de magnético a eléctrico, se lleva a cabo en la segunda bobina o secundario, la bobina de salida.  

Tipos de transformadores eléctricos

Aunque la dinámica de funcionamiento es la misma hay dos clasificaciones de los transformadores: de potencia y de medida. 

Transformadores eléctricos de potencia:

Estos transformadores varían la tensión de la corriente eléctrica pero mantienen la potencia de la misma. A su vez podemos encontrar estos subtipos: 

  • Elevadores: aumentan el voltaje de salida con respecto al voltaje de entrada. 
  • Reductores: disminuyen el voltaje de salida con respecto al voltaje de entrada. 
  • Autotransformadores: varia el voltaje de salida en cantidades pequeñas a demanda. 

Transformadores eléctricos de medida: Se utilizan para varias los valores de la intensidad o la tensión para poder medirlas de manera segura. Por ello encontramos estos tipos de transformadores eléctricos de medida: 

Como ya hemos comentado antes, estos transformadores tienen tres fases en lugar de los dos de los transformadores habituales. Se utilizan sobre todo en industria y para el transporte de la energía eléctrica en grandes distancias. 

Usos de los transformadores

Una de las principales aplicaciones de los transformadores es en la red de transporte de la electricidad. Por ejemplo se utilizan transformadores elevadores para aumentar la tensión y reducir las pérdidas que se producen durante la fase de transporte de un punto a otro. Los reductores en cambio se utilizan para transformar la tensión de la corriente eléctrica en unos valores que sean seguros de manipular y manejar.

Visita también nuestras secciones de: cuadros eléctricos y ptroteccióncajas de empalme y fijaciónmecanismos eléctricosprolongadores y adaptadores.

Leer más

Menú