Seleccionar página

Sistemas lumínicos en piscinas

En el siguiente artículo te vamos a describir los trucos qué utilizan los profesionales en la instalación lumínica en piscinas. Te vamos a guiar para que puedas escoger la mejor opción según tus necesidades. 

Una piscina correctamente iluminada, además de permitirte disfrutar de un fantástico baño nocturno, es un elemento estético y decorativo que marca la diferencia en el entorno de una vivienda.

Dependiendo de las medidas, contorno o tamaño de la piscina será conveniente instalar un tipo de foco u otro. 

 

¿Con qué luces debo iluminar mi piscina?

Como hemos comentado anteriormente utilizar una buena iluminación en el vaso de tu piscina te permitirá nadar de manera segura durante la noche.

Te recomiendo que utilices luces empotradas ya que estás no sobresalen de las paredes de la piscina y son mucho más seguras que aquellas que disponen de un recubrimiento que pueda rozar durante el baño.

Los sistemas de iluminación que podrás instalar en las luces empotradas son:

Luces incandescentes

Son la opción más barata y fácil de instalar. Debes tener en cuenta que su ciclo de vida es mucho menor que los de los focos LED. Eso sí, si utilizas luces incandescentes como las que a continuación te mostramos será ampliamente rentable.

Luces halógenas

Tanto por su consumo como por su facilidad para ser instaladas son la opción ideal para ser aplicadas a nuestros sistemas de iluminación, tanto dentro como fuera de la piscina. Son resistentes a las inclemencias del tiempo y la relación calidad-precio es muy rentable.

Luces LED

Los sistemas de iluminación LED son la mejor opción por su resistencia y consumo energético. Dotarán a tu piscina de una gran luminosidad gracias a su potencia. Entre todas las luces que te vamos a presentar son las que mayor duración tienen.

Focos de fibra óptica

Si estás pensando en instalar focos de fibra óptica dentro de tu piscina debes de tener en cuenta que son la opción más cara pero que a su vez ofrecen una mayor seguridad. Podrás observar que todos los hoteles, piscinas públicas y fuentes optan por instalar este tipo de foco.

Si lo que quieres es variar la frecuencia lumínica de tu iluminación debajo del agua debes de saber que esta es tu opción. Se caracterizan por no desprender calor y son muy seguras ya que su sistema impide que se produzcan cortocircuitos.

Luces flotantes

Sin lugar a dudas dan un toque de distinción y estilo a nuestra piscina durante las noches de verano. Son un elemento decorativo más que práctico, ya que si estás tomando un baño por la noche te encontrarás con el inconveniente de que las luces flotantes o velas estarán molestándote.

Eso sí, si lo que quieres es sorprender a tus visitantes cuando vean tú piscina te recomendamos que pongas al menos 5 en la superficie del agua.

 

Controla la iluminación de tu piscina

¿Cuál es el mejor sistema de iluminación para mi piscina?

En base a toda la información que te hemos facilitado en la descripción de cada uno de los tipos de focos de piscina tenemos que decirte que bajo nuestro punto de vista el sistema lumínico más rentable y utilizado en las piscinas españolas son las de los proyectores LED. Su alta durabilidad y potencia lumínica hacen que sean las luces más vendidas.

¿Cuántas luces debo instalar?

Esto depende de la cantidad de luz y la tipología de foco que vayas a instalar en el vaso de tu piscina. Una regla no escrita es colocar una luminaria por cada 4 metros. Como podrás observar en todas las piscinas pequeñas, es colocar uno de los focos enfrente de la escalera que da acceso al agua.

En las piscinas de mas de 8 metros de largo recomendamos te dejes una distancia mínima entre focos de 2 metros y medio.

¿A qué altura de profundidad debo instalar los focos?

Tienes que tener en cuenta el reemplazo de tus lámparas de piscina cierto tiempo. Por ello debes de colocar los focos a una profundidad de 70 cm desde el borde de la piscina.

¿Te ha gustado el artículo? Cuéntanos tu experiencia.