Seleccionar página

¿Qué son los transformadores de seguridad y para qué sirven?

Todos los transformadores eléctricos tienen la propiedad de transferir energía entre sus bobinados, sin que exista entre los transformadores eléctricos ninguna conexión eléctrica. La única excepción es el caso particular de los auto-transformadores. Esta transferencia la consiguen realizar por inducción electromagnética, y funciona tanto en los transformadores eléctricos que reducen el voltaje, como en los transformadores eléctricos que aumentan el voltaje.

 Un transformador eléctrico permite un aislamiento entre los circuitos conectados al bobinario primario y los circuitos conectados a su bobinario secundario. Pero cuando hablamos de «Transformador de seguridad», o de «Transformador de aislamiento», nos referimos a transformadores eléctricos con una relación uno a uno (1:1) entre su devanado primario y su devanado secundario. Esta relación significa que ambos bobinados tienen la misma cantidad de alambre conductor, la misma cantidad de vueltas o de espiras. Y el tener la misma cantidad de espiras significa que el bobinado secundario entregará el mismo voltaje de corriente alterna (AC) que se le aplique al bobinado primario, sin que exista una conexión eléctrica entre el bobinado primario y el bobinado secundario.

 Esta característica de los transformadores eléctricos de relación 1 a 1 es muy útil como medida de seguridad. Cuando necesitamos transmitir energía a un aparato eléctrico o electrónico, desde la red eléctrica, pero sin conexión directa con la red, protegemos la integridad física de los operarios que deban estar en contacto con los circuitos del aparato. Por este motivo, alternativamente, nos referimos a «Transformador aislador» o también «Transformador de seguridad».

Ventajas de tener un transformador de aislamiento

 

  • Los transformadores de aislamiento son fundamentales para la protección frente a los corrientes eléctricas.
  • Al mismo tiempo los transformadores de seguridad aseguran la disponibilidad del suministro eléctrico.
  • La pérdida de corriente en los transformadores de aislamiento es más reducida que en otro tipos de transformadores eléctricos.
  • Los transformadores de seguridad se diseñan y fabrican con varias capas de aislamiento reforzado, para ofrecer incluso una mayor seguridad.

TRANSFORMADORES ELÉCTRICOS

Para qué sirve el transformador eléctrico de seguridad 

La diferencia de potencia eléctrica entre la red eléctrica de una vivienda particular, ya sea de 120 VAC o de 220 VAC (potencia de corriente alterna), y tierra puede llegar a alcanzar el 100% del voltaje de la línea eléctrica. El cuerpo humano, al estar compuesto en su mayor parte por agua (alrededor del 60%), y por lo tanto se convierte en un buen conductor de electricidad. Por esta circunstancia, cuando una persona entra en contacto con la red eléctrica, o contacta con cualquier circuito eléctrico conectado directamente a la red, la diferencia de potencial o de voltaje que exista entre la línea eléctrica y tierra generará una corriente eléctrica que circulará a través del cuerpo de la persona, y el resultado puede desembocar en un desenlace fatal.

 Para evitar el peligro de sufrir una descarga eléctrica cuando necesitamos manipular un apartado electrónico conectado a la red eléctrica, utilizamos un transformador de seguridad. Al situar el transformador aislador entre la red eléctrica y el apartado o circuito eléctrico que estemos manipulando, el dispositivo recibirá el mismo voltaje que necesita para su correcto funcionamiento, pero al mismo tiempo también estará aislado y protegido de la diferencia de potencia que exista entre la línea de distribución eléctrica y tierra.

 Al utilizar un transformador aislador como medida de seguridad, también protegeremos a los circuitos del aparato con el que estemos en contacto, y a las herramientas alimentadas por la red eléctrica que podamos necesitar para nuestro trabajo y entren en contacto con el artilugio. Normalmente todas estas herramientas o instrumentos disponen de una conexión a tierra a través de toma corriente, y si conectamos su cable de alimentación directamente a la red eléctrica, generaremos un cortocircuito que casi seguro ocasionará daños graves, o muy graves, a los componentes y circuitos electrónicos que estemos manipulando.

Un transformador de seguridad sólo protege de la diferencia de potencia que exista entre la red de distribución eléctrica y tierra, en el caso que la persona entre en contacto con uno de los polos de la línea de alimentación, u otro componente conectado también directamente a la red. Pero si alguna parte del cuerpo de la persona está en contacto simultáneo con ambos polos de la línea de alimentación, aunque esta provenga de un transformador de seguridad o aislador, padecerá las consecuencias de la potencia de los 120 o 220 VAC.

TRANSFORMADORES DE SEGURIDAD