Seleccionar página

¿Qué es y cómo funciona un disyuntor?

Un disyuntor, un interruptor automático, es un dispositivo capaz de interrumpir, o de abrir, un circuito eléctrico cuando ocurre un error de aislación en una instalación eléctrica. Sirve para proteger tanto a los propios dispositivos eléctricos como a las personas.

A diferencia de los fusibles, que son de un único uso, un disyuntor (un breaker eléctrico) se puede volver a poner en funcionamiento si las causas que lo activaron han sido resueltas.

Características principales de los disyuntores eléctricos

Los disyuntores se fabrican en diferentes tamaños y con características distintas. Por su amplia tipología, encajan y son utilizados tanto en viviendas particulares como en locales comerciales o naves industriales.

Como componente eléctricos, debemos tener en cuenta las siguientes características para diferenciarlos unos de otros:

  • La tensión de trabajo. El voltaje para el que ha sido diseñado. Puede ser monofásico o trifásico.

  • La intensidad nominal. Representa el valor de la corriente de trabajo.

  • El poder de corte. Corresponde a la intensidad máxima que el dispositivo es capaz de interrumpir.

  • El poder de cierre. Es la intensidad máxima que el disyuntor puede soportar sin padecer daños.

  • El número de polos. Son la cantidad de conectores, en números absolutos, que podemos conectar al dispositivo electrónico.

 

DISYUNTORES ELÉCTRICOS

Tipos de disyuntores eléctricos

Los principales tipos de disyuntores, los de uso más frecuente, son los disyuntores eléctricos térmicos, los magnéticos, los magnetotérmicos y los diferenciales.

Los disyuntores eléctricos que más se venden, los más solicitados, son los que se emplean en instalaciones domésticas, en el interior de las casas particulares. Son el disyuntor magnetotérmico y el disyuntor diferencial.

Disyuntor magnetotérmico

El disyuntor magnetotérmico, o interruptor magnetotérmico, es el dispositivo responsable de cortar el paso de la corriente eléctrica cuando esta supera un determinado umbral, fijado previamente. Su función es proteger al resto de la instalación eléctrica, y a los equipos que podamos tener conectados a ella, de posibles sobrecargas y cortocircuitos.

Un disyuntor particular es el disyuntor guardamotor, un interruptor muy habitual en los procesos industriales. Su funcionamiento es el mismo que el resto de disyuntores, pero está diseñado expresamente para soportar los picos de corriente que se generan durante el encendido de los motores eléctricos industriales.

Disyuntor diferencial

El disyuntor diferencial, o interruptor diferencial, tiene como función proteger a las personas de las posibles descargas eléctricas. Funciona conjuntamente con las tomas de tierra de los elementos que forman parte de la instalación eléctrica.

El disyuntor diferencial compara a intensidad de corriente eléctrica que entra en el circuito eléctrico con la intensidad que sale fuera del circuito. Si ambas corrientes son iguales, todo está correcto y el interruptor diferencial permanece cerrado para permitir el paso de la electricidad. En el caso que ambas corrientes fueran distintas, por alguna interferencia o una descarga, la intensidad de salida sería menor y el interruptor diferencial se abriría, se activaría, cortando el paso de la corriente eléctrica.

LOS DISYUNTORES MÁS SEGUROS

¿Dónde se instalan los disyuntores?

Los distintos tipos de disyuntores se instalan en el cuadro eléctrico. La configuración eléctrica más habitual es instalar un interruptor general, inmediatamente después el interruptor diferencial y, del disyuntor diferencial, los disyuntores magnetotérmicos que se corresponden con cada uno de los circuitos eléctricos de la instalación eléctrica.

El interruptor de control de potencia (siglas ICP), si lo necesitáramos, se instala por encima del interruptor general del cuadro eléctrico. En la actualidad suele sustituirse por los contadores digitales.