Seleccionar página

Porteros automáticos, las averías más comunes

El portero automático está presente en todos los bloques de viviendas de varios pisos, formando parte esencial de la comunidad de vecinos, y también en muchas viviendas particulares de zonas residenciales, las afueras de las ciudades o en las casas de campo. Y estos sistemas de acceso han evolucionado desde los antiguos telefonillos hasta los actuales y cómodos porteros automáticos y videoporteros, que a través de una cámara permiten ver y escuchar quién nos está llamando al otro lado de la puerta para que le abramos y entrar.

A pesar de su alta fiabilidad, como aparatos eléctricos que son, los telefonillos, los porteros automáticos y los videoporteros automáticos también se estropean. Su uso diario, el estar la mayoría de las veces a la intemperie y, también, el ser usado a veces por los niños para jugar, aumenta la probabilidad de sufrir una indeseable avería que se requiera reparar.

RECAMBIOS PARA PORTEROS AUTOMÁTICOS

Cuáles son las averías más comunes de los telefonillos, los porteros automáticos y los videoporteros

 

  • No se escucha al otro lado del telefonillo

Esta es una de las averías más habituales de los telefonillos: tú estás hablando por el telefonillo, ya sea desde la casa para abrir como desde la puerta para entrar, y la otra persona no se le oye. Probablemente la placa instalada en la calle tenga un mal funcionamiento.

 

  • No se oye el timbre del portero automático

Este es otro de los fallos más comunes entre los porteros automáticos. La persona que quiere entrar llama por el interfono, pulsa el botón esperando que le abran, pero como el timbre no suena en la vivienda, nadie le abre porque nadie sabe que hay una persona llamando. Esta avería puede deberse a un fallo en la conexión del pulsador, por algún cable mal conectado en el interior de la instalación.

 

  • El telefonillo no abre la puerta

Este es un problema fundamental porque, si el portero automático no abre la puerta de la vivienda, no sirve para nada y no cumple la función por la que ha sido instalado. Si la puerta no se abre, aunque nos llamen y el timbre suene correctamente, deberemos bajar hasta el rellano de la entrada y abrir manualmente la puerta de entrada. La avería se localizará en los cables de transmisión y apertura del telefonillo.

 

  • El portero automático emite un chirrido muy molesto

En este caso lo más probable es que el fallo sea que has dejado el volumen demasiado alto. La solución sería muy sencilla, bastaría bajar el volumen y comprobar que el ruido ha desaparecido.

 

  • La pantalla del videoportero falla

La principal diferencia entre un videoportero automático y un portero es el añadido de una pantalla o monitor para poder observar, desde la casa, quién llama. Por este motivo, si la imagen no se muestra nítida, aunque sea a plena luz del día, muestra una imagen borrosa y con interferencias, significa que está estropeado, aunque la pantalla no se muestre en negro. Frente a este tipo de averías hay que comprobar que la cámara de visión esté correctamente instalada, funcione perfectamente y que el cable que transmite su señal esté en óptimas condiciones, sin ningún tipo de desgaste.

 

Si tu telefonillo, portero automático o videoportero sufre alguna de las averías que hemos descrito, desde Eenergie-Shop siempre te recomendamos acudir a los servicios de un profesional, un técnico electricista que esté acreditado para repararlos. Y ya sabes que en nuestra tienda online puedes comprar todos los repuestos para tu portero automático que necesites, siempre primeras marcas a los precios más bajos.

TELEFONILLOS, PORTEROS Y VIDEOPORTEROS AUTOMÁTICOS

Si este artículo te ha parecido interesante, es muy probable que quieras seguir leyendo alguno de los siguientes artículos redactados por nuestro equipo de profesionales.

En qué parte de la casa colocar los radiadores.

Tipos de cables que existen.