Seleccionar página

Distancia de seguridad respecto a los transformadores eléctricos

 

Los focos generadores de contaminación electromagnética a nuestro alrededor aumentan continuamente. Desde el exterior de los edificios, las líneas eléctricas, los transformadores eléctricos o las antenas de telefonía móvil, de internet inalámbrica, de radio o de televisión forman parte del paisaje de cualquiera de nuestras ciudades.

Dentro de casa nos encontramos con las las bases de los teléfonos fijos inalámbricos, los routers que emiten señal wifi o los teléfonos móviles, que emiten ondas electromagnéticas de radiofrecuencia y generan fuertes campos electromagnéticos.

 En los últimos años la contaminación electromagnética ha aumentado la preocupación de la población por sus potenciales efectos nocivos. A mayor nivel de exposición sobre las personas, mayores serán los efectos adversos en la salud humana. Y uno de los mayores problemas de las radiaciones electromagnéticas, además de sus efectos, es que no pueden ser detectadas por ninguno de nuestros cinco sentidos.

 Los transformadores eléctricos se utilizan para transformar las corrientes eléctricas que circulan en las subestaciones eléctricas y las redes de distribución eléctrica, y también están presentes en múltiples aparatos eléctricos y electrodomésticos de nuestros domicilios. Los transformadores eléctricos transforman unas magnitudes eléctricas (de tensión y corriente) en otras, y toda la energía que absorben genera campos electromagnéticos.

TRANSFORMADORES ELÉCTRICOS

Distancia de seguridad de un transformador a una vivienda

 

Es muy habitual, justo antes de adquirir una vivienda usada, preguntar cuál es la distancia de seguridad de la vivienda respecto al transformador eléctrico más cercano. La ley vigente no establece ninguna distancia de seguridad entre un centro de transformación y una vivienda residencial. Más aún, el transformador puede incluso alojarse en el interior de las paredes, colindante con una casa o un local comercial.

 No debes alarmarte, pues los centros transformadores urbanos, los transformadores que transforman la corriente eléctrica de media tensión a baja tensión, son confinados en armarios especialmente preparados para limitar las radiaciones que puedan emitir al exterior. Los envolventes de hormigón, y el resto de prescripciones que obliga la normativa, son más que suficientes para protegernos de las posibles emisiones electromagnéticas. 

Radiación transformadores eléctricos

 Los campos eléctricos, y los campos magnéticos, son áreas invisibles de energía a la que también llamamos radiación. Esta radiación se produce por la electricidad, por el movimiento de las partículas de electrones, la corriente, sobre un alambre.

 Los campos eléctricos se producen tanto si el aparato está encendido como si está apagado, es independiente. Pero los campos magnéticos se producen sólo cuando fluye la corriente eléctrica, y necesitan que el dispositivo esté encendido. Las líneas de transmisión producen campos magnéticos de forma continua, porque la corriente eléctrica siempre fluye por ellos.

 Las paredes, y otros objetos, actúan como escudo y debilitan con facilidad los campos eléctricos. En cambio, los campos magnéticos pueden traspasar edificios, organismos vivos y la mayoría de materiales. 

TRANSFORMADORES ELÉCTRICOS

Transformador eléctrico en comunidad de propietarios

 En primer lugar, hay que diferenciar entre transformadores de alta tensión y transformadores de media tensión. Los transformadores de alta tensión son los que podrían, a largo plazo, perjudicar a la salud.

 En cambio, los transformadores de media tensión que transforman a baja tensión, cada vez más se instalan en el interior de los edificios construidos. La normativa vigente obliga al constructor, o al promotor del bloque de las viviendas o al instalador del sistema eléctrico, a instalar el transformador eléctrico en el interior del edifico.

 Los transformadores eléctricos ya no se pueden soterrar, ni tampoco instalar en el exterior de una caseta. La ley actual obliga, a los transformadores eléctricos instalados en la vía pública, a ser reubicados en el interior de los edificios para abastecerlos de suministro eléctrico.

¿Es peligroso estar cerca de un transformador eléctrico?

 La recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) fija en 100 microteslas el límite máximo de emisiones de campos electromagnéticos. Los transformadores eléctricos de media a baja tensión, instalados, habitualmente, en los bajos de los edificios no alcanzan estas cantidades.