Seleccionar página

Qué es el cuadro eléctrico y todo lo que tienes que saber

El cuadro eléctrico de la casa es la parte más importante de la instalación eléctrica de cualquier hogar. Se le conoce comúnmente como “los diferenciales” o incluso, mas antiguo el término “los plomos”. Estas dos expresiones hacen referencias a elementos que contienen.

En realidad el nombre correcto sería Cuadro General de Mando y Protección. Hoy vamos a explicarte todo lo que necesitas saber del cableado de la casa y el cuadro eléctrico.

Es un elemento de protección de primer orden además de asegurar el suministro de corriente eléctrica a todas las zonas de la casa, el cuadro eléctrico es la entrada de corriente al hogar.
También debes saber que la instalación del cuadro eléctrico no es algo que podamos hacer libremente donde mejor nos venga.

Está regulado por ley la ubicación y las especificaciones técnicas que esta instalación debe tener. Esta recogido en el Reglamento Electrónico de Baja Tensión (REBT), que más adelante te explicaremos. Además su instalación y modificaciones posteriores deben ser acometidas por un electricista autorizado.

No cumplir cualquiera de estas normas nos podría acarrear multas económicas o incluso dar de baja el suministro eléctrico y la instalación en sí.

Mejor selección de armarios eléctricos

Cuadro eléctrico y sus componentes

El cuadro eléctrico está compuesto de cableado y de interruptores de distinto tipo. Cada uno de ellos tiene una función y controla el suministro eléctrico a una de las zonas de la casa. Pasamos a enumerarlos y explicarlos.

  • Caja o cuadro general. La caja contenedora o cuadro general debe cumplir unas medidas mínimas según normativa al efecto en materia de construcción. Además es recomendable que tenga espacio suficiente para poder operar dentro de él.
    En primer lugar porque podrían necesitarse en el futuro incluir más elementos como más cableado o interruptores. Y en segundo lugar porque en caso de avería es conveniente que los elementos en la caja estén bien espaciado para poder operar con holgura.
  • El ICP (Interruptor de Control de Potencia). Mediante este primer interruptor controlamos el suministro de energía eléctrica a toda la instalación. Es el primer acceso de entrada al circuito y, por lo tanto, está al comienzo del circuito. A él llega el cableado de suministro de la general y salen los cables que van al resto de interruptores.
    Saltará y apagará el suministro si hay una demanda de potencia mayor a la permitida, cosa que ocurre cuando tenemos demasiados electrodomésticos funcionando. Es un elemento fundamental por lo que nunca operaremos sobre el en nuestra casa. Es obligatorio por ley que su instalación o modificación lo haga un electricista autorizado para ello.
  • IGA (Interruptor General Automático). Este interruptor se utiliza para proteger la instalación de cortocircuitos y sobrecargas de tensión. En la actualidad es obligatorio que se instale uno en cada cuadro eléctrico.
  • Interruptores de red. Cada interruptor controlará una serie de elementos de la instalación. Al separarlos y diferenciarlos permite que si hay una avería o una reparación no tengamos que cortar el suministro de toda la instalación, sólo de la que afecta a esa zona.
  • ID (Interruptor Diferencial). Es un elemento que existen en todos los cuadros eléctricos, incluso en los más antiguos, de ahí que muchos lo conozcan por “los diferenciales”. Hoy en día deben instalarse diferenciales de 40A en los hogares. Su misión es activarse y cortar el suministro eléctrico si hay una fuga de tierra o cualquier otro problema. Así se protege al electrodoméstico y las personas que pudieran estar en contacto con él.
  • PCS (Interruptor Protector Contra Sobretensiones). Protege a los electrodomésticos conectados a la red por sobretensiones.
  • Magnetotérmicos (PIAS o pequeños Interruptores Automáticos). Estos son los interruptores que controlan el suministro a cada uno de los elementos del hogar. Cada uno tendrá un amperaje distinto en función del uso que se le da a cada uno, también el cableado que sale de ellos hacia el circuito será distinto (varia el grosor y su resistencia). Lo normal es encontrar 4 o 5 PIAS o magnetotérmicos. Son los siguientes:
    10A: para el alumbrado del hogar. El cableado que se utilizará de 1,5 mm.
    16A: para los enchufes. Se utilizan cables de 2,5 mm.
    20A: para lavadoras o calentadores de agua. Van unidos a un cableado de 4mm.
    25A: cocina vitrocerámica y hornos. Cableados de 6mm
    25A: aire acondicionado y calefacción. Cableado de 6mm al igual que el anterior.

Si es cierto que en instalaciones antiguas suele haber cuatro interruptores con lo que los dos últimos circuitos se unen al mismo interruptor.

¿Necesitas comprar un armario eléctrico?

Escoge entre la gran variedad de modelos que encontrarás en nuestro amplio catálogo

Siempre los mejores productos

El cuadro eléctrico y su instalación legal

El Cuadro General de Mando y Protección, conocido como cuadro eléctrico no puede instalarse de cualquier manera ni lo puede hacer cualquiera. Al ser un elemento fundamental de protección su instalación o modificación posterior debe cumplir unas normas legales y el encargado de hacerlas será, obligatoriamente, un electricista titulado.
Esta normativa viene recogida en el Reglamento Electrónico de Baja Tensión (REBT). En concreto dentro de este reglamento hay que prestar atención a las normas BT01 a BT51 dentro del apartado ITC- Instrucciones Técnicas.
En este reglamento se establece, por ejemplo, que el cuadro eléctrico debe instalarse a una altura mínima del suelo de 140 centímetros y no superior a 200. Además debe ubicarse lo más cerca de la entrada de la vivienda y conectado al cableado de entrada a la vivienda. La idea es que el cableado de entrada no recorra mucha zona del hogar antes de llegar a este cuadro de mandos eléctrico.
Además el cuadro eléctrico debe estar ubicado en una zona y de una manera que se pueda acceder a el con facilidad para reformas, reparaciones o supervisiones futuras. Y en cualquier caso jamás podremos instalar estos elementos en dormitorios, zonas en el exterior o zonas húmedas o que puedan estar en contacto con cualquier tipo de agua u otros líquidos. El sentido común nos indica el motivo de esa prohibición.

El cableado de la vivienda

Otro de los puntos críticos e importantes de la instalación eléctrica en el hogar es el cableado de la vivienda. Es donde más atención hay que poner y dónde hay que tener más variables en cuenta si queremos que todo funcione bien y con garantías de seguridad. Te explicamos lo que debes tener en cuenta en torno al cableado de la casa.
A veces acometemos alguna pequeña reparación o instalación de enchufes, llaves o puntos de luz por nosotros mismos, sin contar con la ayuda de un electricista profesional. Esto nos ahorra gasto económico, pero si no sabemos puede acarrearnos problemas o disgustos.

Por eso te recomendamos que cuentes con un electricista para las reformas eléctricas más importantes. Desde luego te pedimos que, si no eres un experto, no toques el cuadro de luces, diferenciales o magnetotérmicos. Deja eso en manos de profesionales.

Si quieres instalar una nueva lámpara, una llave, etc, lo más importante que deberías tener cuidado es la cuestión de los cables. No vale cualquier cable dependiendo de qué vayas a hacer.

Tipos de cableado de la casa por grosor

Por eso lo primero es distinguir los distintos tipos de cables que existen y que se suelen utilizar en el hogar. Los cables se clasifican por su grosor que va unido a la resistencia a la tensión que soportan.

Esto dependerá del uso que se le dé, no es lo mismo un cable utilizado para una lámpara que el que se usa para una nevera. Si utilizas un cable más delgado del que necesita a una nevera seguramente terminará quemándose.

También debes saber que dicho cableado, en función de su uso y su grosor, tendrá que ir unido al magnetotérmico correspondiente en el cuadro de luces. Igualmente si un cable más delgado lo unes a un magneto de mayor intensidad podría quemarse. Pero a su vez si conectas un cable más grueso a un magneto de menor intensidad no se quemará pero seguramente no deje funcionar los aparatos.

Tranquilo que pasamos a explicarte los cables que se usan en una casa, para qué se usan y a qué magnetotérmico deberá conectarse.

  • Cables de 1,5 mm. Son los más finos. El número es su grosos expresado en milímetros, con lo que a simple vista se puede distinguir pero debe estar indicado claramente por el fabricante. Estos cables son los que se utilizan para el alumbrado de la casa. Tanto para el cableado que va hasta las llaves o interruptores como el que va de los interruptores a los puntos de luz. En el cuadro de luces deberán estar conectados todos al magnetotérmico 10A, el de menor resistencia a intensidad.
  • Cables de 2,5 mm. Es el utilizado en los enchufes del hogar. Van a soportar mayor tensión ya que ciertos electrodomésticos necesitan mayor potencia que el alumbrado. Todos la instalación de este tipo de cables irá conectado al magnetotérmico de 16A en el cuadro de luces.
  • Cables de 4mm. Son los que se suelen utilizar para calderas o termos de agua, lavavajillas o calderas. Estos ya requieren una mayor intensidad con lo que se conectarán al magnetotérmico 20A en el cuadro de luces de la vivienda.
  • Cables de 6mm. Son los más resistentes utilizados en el entorno doméstico. Su uso se reserva para el horno y la placa vitrocerámica y se conectan al magnetotérmico de mayor intensidad soportada, el 25A generalmente.
  • Cables de 10mm. En realidad estos cables no se utilizan dentro del hogar salvo para conectar la corriente de la cometida general al cuadro eléctrico. Es decir, al principio del circuito y conectados a los diferenciales. Son los cables encargados de dar corriente a toda nuestra vivienda. Nuestro consejo es que estos cables los opere siempre un profesional cualificado.

Tipos de cableado de la casa por colores

Si no eres un experto en cuestiones eléctricas quizás te hayas sorprendido de ver los colores de los cables. Que raro que unos cables que están escondidos en tuberías dentro de la pared los hagan tan bonitos, ¿verdad?.

El sentido de los colores no es decorativo, ni es una herramienta de marketing para que los compremos más y ni se encarga de su diseño Agatha Ruiz de la Prada.

El sentido de los colores en los cables es establecer una estructura de utilización que permita trabajar bien con ellos en el futuro. Es decir, los colores de los cables dependen del uso que le demos a dicho cable, de esta manera si en el futuro hay que hacer una reparación o sustitución de cualquier tipo sabremos qué hay que hacer.

Además es una clasificación establecida comúnmente, de esta forma, si mañana otro técnico tiene que operar también identificará los cables rápidamente.

Pasamos a explicarte el sentido de cada color en los cables del hogar.

  • Negro, gris o marrón: Fase. Estos colores se reservan para los cables que van a la fase. Es decir, aquellos que llevan la corriente hasta los dispositivos. Son tres colores porque así podemos diferenciar las distintas fases, por ejemplo un color para las fases de entrada y otros para la fase de retorno.
    Esto es bueno en instalaciones algo más complejas como en el caso de interruptores conmutadores o de cruzamiento (puntos de luz con dos o tres llaves de encendido y apagado, por ejemplo).
  • Azul: Neutro. El otro tipo de toma que siempre hace falta para que el dispositivo reciba toda la corriente.
  • Verde y amarillo. Utilizados para la toma de tierra. Esta toma de tierra es la que aporta seguridad a la instalación evitando que se queme. Se utilizará en toda la instalación para evitar problemas. En definitiva, hay que llevar un cable de toma de tierra desde cada enchufe, cada electrodoméstico o cada punto de luz. En el caso de lámparas con elementos metálicos es especialmente importante que estén incorporados.

Pues esperamos que esto te haya enseñado un poco más las peculiaridades de cada cable y cuales necesitarás en el hogar. El catálogo en Eenergy-shop dispone de cualquier tipo de cableado que necesites.