Seleccionar página

¿Influye en el gasto energético de una vivienda la potencia eléctrica contratada?

 

¿Eres de los que ha visto el gasto de tu última factura de la luz y se está cuestionando llamar a tu proveedor de energía para bajar la potencia que tienes contratada?

Como bien sabrás, las facturas de la luz que te llegan mensualmente se dividen en dos partes: una la cuota fija, es decir, consumas lo que consumas vas a pagar lo mismo y una parte variable en función del gasto energético que tengas en tu hogar.
Las compañías energéticas ya se han apresurado para aumentar el coste de la parte fija, haciendo menos eficaces las medidas de ahorro energético.

Aún así vamos a proporcionar una serie de consejos para que puedas ahorrar en tus facturas de la luz en base a la parte variable que tengas contratada. Antes de continuar debes de saber la diferencia que existe entre la potencia contratada e instalada,  ya que va a ser el factor determinante que te haga reducir la cuantía económica que pagas por la luz en tu vivienda.

ILUMINACIÓN LED

Potencia instalada

El Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión determina lo siguiente respecto al concepto de potencia instalada:

Potencia máxima capaz de suministrar una instalación a los equipos y aparatos conectados a ella, ya sea en el diseño de la instalación o en su ejecución, respectivamente”

De ello podemos deducir que la potencia instalada depende de la cantidad y potencia que consuman los aparatos electrónicos, bombillas y electrodomésticos que tengamos instalados en la casa. Aún así, para determinar la potencia instalada, no bastaría con sumar el gasto de todos estos elementos eléctricos sino que tendríamos qué ver cuántos de ellos utilizamos a la misma vez, así como, ver si los estamos utilizando a la máxima potencia o por debajo de sus prestaciones de potencia.

 

¿Cómo puedo calcular mi potencia instalada?

Es importante que antes de bajar la potencia que tienes contratada hagas pruebas de uso de electrodomésticos, aparatos lumínicos y electrónicos a la vez para ver qué no vas a tener problemas de falta de potencia. En caso de que pongas en funcionamiento varios de ellos y salte el diferencial te recomendamos que no bajes la potencia que tienes contratada.

Nadie mejor que un técnico electricista para que haga una estimación profesional de ello.
También puedes acudir a las múltiples páginas que existen en internet para saber qué potencia consume cada uno de los aparatos eléctricos que tienes en casa.

 

Potencia contratada

Con la potencia contratada estamos hablando de aquella que la compañía eléctrica reserva para nuestra vivienda. Con el fin de distribuir y dimensionar sus redes de distribución y centros de transformación, las empresas energéticas deben conocer el sumatorio de todas las potencias máximas contratadas por los clientes a los cuales ofrecen servicio.

Es por esto, que existe el tramo fijo en el precio de la factura eléctrica en concepto de la capacidad reservada a cualquier vivienda, independientemente de lo que se consuma.

En base a la potencia que tengas contratada, tu compañía eléctrica te instalará en el cuadro eléctrico un ICP. Esto no es más que un interruptor de control de potencia qué hará que salten los plomos cuando rebases es el límite de consumo que tienes asignado.

 

Entonces, ¿puedo bajar la potencia que tengo contratada?

Legalmente la respuesta es sí. Todos los consumidores tenemos la potestad de bajar la potencia que tenemos contratada. Si lo contratado está por encima de tu consumo podrás ahorrar significativamente en tu factura de la luz. En cambio, si tu consumo es alto y está al límite de la potencia que tienes contratada y bajas la potencia para que tengas significativos problemas ya que tú diferencial saltará frecuentemente y te quedarás sin luz.

Desde Eenergie Shop te recomendamos que consultes a un especialista en instalaciones eléctricas.

 

ILUMINACIÓN LED